24 febrero 2009

La verdad y la razón

El catedrático Jaume Guillamet se pregunta, en un artículo publicado en El País, sobre la vigencia del periodismo ante la amenaza de "una industria de la comunicación en la que el espectáculo y la sensación son el mayor reclamo para asegurar los niveles de difusión y audiencia exigidos por la publicidad". Advierte el autor del peligro de acostumbrarnos a una sociedad con potentes medios de comunicación pero con una débil o inexistente presencia de periodismo de calidad. Y se pregunta qué consecuencias tendrá esa tendencia para la democracia. Al final del artículo da la voz a Larra para recordar esa idea tan sencilla y, a la vez, desprestigiada de que la vocación del periodismo es la crítica al poder en defensa de la sociedad con nada más que "la verdad y la razón".

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 6:38 p. m., Anonymous Miguel said...

La revista Time de hace un par de semanas aborda el tema de la crisis del modelo actual de la prensa con un par de artículos que, además, fueron portada ("How to save your newspaper"). Está más enfocado en qué deberían hacer los periódicos para sobrevivir (económicamente), pero también habla de esa dependencia de la publicidad, en una situación donde los ingresos por otras vías (compra de periódicos, suscripciones, información de pago en Internet) son cada vez menores, y de cómo puede esto influir, o está influyendo, en los contenidos.

El artículo principal viene a dar por muerta a la prensa de papel tal como la conocemos hoy y, centrado ya en Internet, propone, más o menos, la vuelta a un modelo donde haya que pagar, por poco que sea, para garantizar, por un lado, la supervivencia de los medios y, por otro, una información de calidad (mandar corresponsales a Bagdad cuesta dinero; no depender de sólo dos mega agencias de noticias cuesta dinero).

No habla de suscripciones generales, sino más bien de micropagos sencillos, seguros, cómodos y rápidos para el lector, por piezas sueltas. Un poco al modo de iTunes.

Pone en cuestión el supuesto mandamiento de que todo en Internet ha de ser gratis e ilustra la cosa con datos varios de periódicos que empezaron siendo de pago y luego dejaron de serlo, y de otros que han seguido cobrando por algunas cosas.

En fin, todo un pecado mortal para la prensa gratuita (en papel o en la web) que me da de comer, y para el universo 2.0 en general.

Yo todavía no sé si estoy de acuerdo o no, o si es la respuesta o no, o qué (vale que no hagamos pagar al lector por el total de un periódico del que sólo le interesa un 20%, pero ¿alguien va a pagar, aunque sea dos céntimos, por un reportaje sobre el Congo? O a lo mejor la gente dejaría de entrar masivamente en las noticias sobre Britney Sprears si no fueran gratis... Insisto en que no lo sé). En cualquier caso, me pareció interesante, especialmente para un blog como éste. Así que te dejo el enlace:

http://www.time.com/time/business/article/0,8599,1877191,00.html

PD. El artículo, por cierto, se puede encontrar gratis en la página de Time… :)

 
At 9:59 a. m., Blogger Enrique said...

Hay reportajes sobre el Congo que sí valen pongamos 20 céntimos, siempre que no haya otro sitio que lo sirva gratis. Lo que me parece un error es volver a lo de antes: pagar 1 euro en el kiosco por tu diario y que después tangas que volver a pagar por lo mismo en internet.
No creo que sea un mandamiento, ni en el universo 2.0 ni en ningún sitio, que las cosas tienen que ser gratis. En ese universo del que hablas las cosas son gratis porque hay una puerta trasera que lo posibilita.
La información no es gratis porque cuesta trabajo hacerla. Quien quiere ofrecer su trabajo gratis por afición, bien por él, pero uno se dedica a su afición sólo cuando le apetece. Quien se dedica profesionalmente a la información tiene que cobrar por ello. Ahora, es su problema cómo lo consigue. Por lo tanto no creo que ese sea un asunto que nos deba preocupar ni como periodistas ni como ciudadanos.
Tengo alumnos que se imprimen y fotocopian ¡el guardián entre el centeno!
Teniendo en cuenta eso, cada producto costará lo que cueste, es decir, lo que el mercado diga. Y tanto hablar, en el universo ese, de la autonomía del individuo, del espíritu crítico de los inernautas, etc, pues de eso se trata, como siempre: cada uno invertirá su dinero y su tiempo en lo que necesita: el periodismo tiene que pensar que su supervivencia está en su capacidad de ofrecer un producto para espíritus refinados, para mentes activas, etc, todos los demás (cuantos menos sean, mejor) tendrán siempre a Britney Sprears totalmente gratis.

Gracias, Miguel.

 

Publicar un comentario

<< Home

Letras Libres - Letras Libres España
LETRASLIBRES.COM
© LetrasLibres.com